La tendencia hacia el vending saludable es un hecho. Aunque aquí estemos dando los primeros pasos, impulsados en cierto modo por el proyecto Vending para una alimentación saludable de GOBOX, en otros países nos llevan ventaja, y encontramos ejemplos de experiencias de vending saludable que son todo un éxito.

Uno de estos ejemplos es la iniciativa llevada a cabo por una familia de agricultores de Queensland, Australia, que el año pasado implantó la primera máquina expendedora de fruta fresca variada del país. La idea surgió después del éxito de su BananaBar, una máquina expendedora de bananas lanzada en 2013. Pero esta familia no imaginaba el aluvión de pedidos que su máquina FruitBar iba a tener apenas unas semanas después de que dos de estas máquinas comenzaran a operar. El Hospital de Brisbane ordenó tres máquinas más tras el éxito de la primera FruitBar instalada, que tenía que ser repuesta varias veces al día. La segunda máquina se instaló en una escuela de Brisbane, a petición de los alumnos, y también fue un éxito.

La empresa fue adaptándose a los gustos de los consumidores. No pensaron que un paquete de fresas y arándanos iba a venderse debido a su elevado precio, pero se equivocaban, resultó ser el número 1 de ventas. Su secreto: ofrecer fruta fresca cuidando al máximo su estado y sabor, y productos atractivos para el consumidor, que van desde paquetes individuales con una sola pieza de fruta, a combinaciones de fruta con frutos secos y galletas. Puedes conocer más sobre esta experiencia aquí.

Otro ejemplo es la iniciativa Healthy Snack Vending puesta en marcha en el Distrito de Parques de Chicago (CPD), que cuenta con un centenar de máquinas expendedoras. En 2011, el CPD lanzó un concurso en el cual se exigía que el 100% de los snacks de las máquinas de vending cumplieran con unas guías nutricionales que limitaban su cantidad de calorías, sodio, azúcar y grasa. Una investigación de los resultados mostró que el 98% de las personas que habían consumido snacks saludables volverían a comprar. Aunque el CPD no disponía de datos de ventas previos a 2011, desde que las máquinas de vending saludables fueron instaladas, las ventas de los productos crecieron progresivamente. Chicago apostó por el vending saludable como una estrategia de prevención de la obesidad, ya que los parques son un entorno importante para la salud y el bienestar de los niños, y su iniciativa fue pionera e influyente en otras experiencias similares que se han llevado a cabo en EEUU.